Energía Solar – Descubre en qué consiste y cómo se puede utilizar

La luz solar que llega a la Tierra tiene una enorme cantidad de energía que hasta no hace mucho no era aprovechada por la humanidad, sin embargo, con el descubrimiento de distintas tecnologías se lograron crear varios sistemas que permiten aprovechar al máximo la energía solar. Incluso la popularidad de esta energía es tal, que es la encargada de alimentar cientos de miles de hogares alrededor del mundo.

¿Qué es la energía solar? Concepto y definición

qué es la energía solar

La energía solar por definición, es aquella energía que se obtiene directamente del aprovechamiento de la radiación electromagnética que procede del sol. Esta estrella es un enorme reactor nuclear que transforma parte de su masa en energía, emitiéndola al espacio  en forma de radiación electromagnética.

La energía solar,como concepto,es un tipo de energía renovable o inagotable. Esta energía verde ha sido aprovechada por la humanidad a lo largo de toda su historia. Es considerada como una fuente de energía renovable, ya que aunque el sol algún día dejará de funcionar como lo hace hoy en día, aún faltan millones de años para que eso suceda, por ende, es una fuente de energía prácticamente inagotable (al menos durante un par de millones de años).

Gracias a la evolución de las nuevas tecnologías, se ha conseguido transformar esta energía tanto en energía eléctrica, cómo en térmica. Así, se ha mejorado el aprovechamiento de la misma en el uso cotidiano.

De esta forma,  la radiación que llega a la superficie de la Tierra puede ser aprovechada a partir de la luz y calor solar para, por una parte, la generación de energía eléctrica (energía fotovoltaica o termosolar), o bien para la generación de energía térmica solar. Además, existen otros tipos de usos que utilizan esta energía de forma indirecta.

Según el tipo, se utilizarán diferentes instalaciones y elementos con el fin de lograr esta transformación. Se calcula que cada metro cuadrado de la Tierra recibe al menos 1 kilovatio de energía por segundo en un día soleado, esto se traduce en una enorme cantidad de energía que no es aprovechada en su totalidad. A continuación, se muestra un esquema con toda la información que necesitas saber.

¿Para qué sirve la energía solar?

La energía solar sirve para producir energía eléctrica, que posteriormente se puede utilizar para alimentar cualquier aparato eléctrico. Teniendo en cuenta esto, se puede decir que la energía solar sirve para lo siguiente:

  • Alimentar aparatos eléctricos de forma directa (paneles solares que reciben y transforman la energía solar, pero que se encuentran conectados directamente a determinados aparatos y su eficiencia es nula durante la noche).
  • Alimentar baterías de almacenamiento (paneles solares que reciben y transforman la energía solar, la cual es utilizada para ser almacenada en una batería que se encuentra conectada a un circuito eléctrico y alimenta distintos aparatos).
  • Contribuir al sistema eléctrico de una ciudad (paneles solares que se encargan de recibir y transformar la energía proveniente del sol, para posteriormente enviarla al circuito de la ciudad y así reducir la dependencia de otras fuentes no renovables). Esto se puede lograr también mediante las centrales termosolares.

Además, existen otras funciones de esta energía, que podrás aprender en las siguientes secciones.

Características de la energía procedente del Sol

Descubre cuales son las cualidades características de esta fuente de energía. Haz clic en la imagen o característica para más información.

Tipos de energía solar

Haz clic en la fotografía para conocer más de cada forma de energía:

A medida que el ser humano ha aprendido más acerca del Sol y la energía proveniente del mismo, este ha logrado diseñar distintos medios para recolectar dicha energía. Existen diferentes formas de uso de esta energía.  Para hacer una clasificación de todos los tipos, debemos distinguir si el aprovechamiento de esta energía se obtiene realizando una serie de transformaciones, o si la utilizamos de forma directa.

De esta forma, se puede utilizar de forma activa mediante dos tecnologías: obtener electricidad a partir de la energía fotovoltaica, o para obtener energía calorífica, usando la solar térmica. Por otra parte, se puede obtener calor directamente a partir de la luz solar mediante la energía solar pasiva, basada en la construcción de edificios de forma que se maximice el ahorro energético.

Energía solar y la arquitectura pasiva

Esta energía es una de las más antiguas y utilizadas alrededor del mundo, ya que la misma consiste en realizar construcciones y objetos que permitan el aprovechamiento de los rayos solares. Un claro uso de esta energía, es la de los templos antiguos, donde se intentaban crear grandes ventanales con el objetivo de que estos iluminaran el interior durante el día.

Energía solar fotovoltaica

Es la más conocida, ya que es en donde se emplean los paneles solares para recibir la corriente continua proveniente del Sol; posteriormente esta energía es tratada para ser convertida en corriente alterna, la cual puede ser utilizada para alimentar determinados aparatos, baterías o contribuir a un sistema eléctrico más grande.

Energía solar térmica

Aunque es menos convencional, esta forma de obtener energía del sol también es muy eficiente, ya que trata de calentar el agua por medio de colectores solares. Una vez que el agua es calentada, esta se transforma en vapor, que posteriormente es utilizado para mover turbinas que generan electricidad.

A pesar de ser poco frecuente, presenta una gran eficiencia, razón por la cual muchos países han diseñado distintas plantas de este tipo.

Elementos utilizados 

Te mostramos en qué se usa y cómo se aprovecha la energía solar utilizando estos elementos. Haz clic en cada uno de los ejemplos de aplicación para más información.

Usos de la energía solar

Te explicamos cómo se puede utilizar esta energía con varios ejemplos de aplicación solar. La industria o las grandes plantas solares no son los únicos lugares donde se utiliza, ya que podemos usarla en nuestras viviendas para diversas funciones.

La energía solar se puede emplear en una infinidad de casos y lo mejor de todo es que esta se puede adaptar a casi cualquier necesidad del ser humano, pero para ello se necesita inversión, razón por la cual muchos países la ignoran por completo.

Entre los ejemplos de uso más frecuentes de la energía solar, se pueden mencionar los siguientes:

  • Para calentar el agua. Existen paneles solares que funcionan como calentadores de agua.
  • Suministrar energía eléctrica a una red ya abastecida. Ideal para disminuir la dependencia de otras fuentes de energía no renovables.
  • Para iluminar lugares con faros especiales, que almacenan la energía durante el día y la utilizan durante la noche.
  • Para transportarse. Aunque estas invenciones aún no están totalmente desarrolladas, ya han aparecido los primeros prototipos que permiten utilizar la energía solar como combustible para mover motores eléctricos.

Instalaciones solares

Existen diferentes tipos de instalación solar. El fin de estas instalaciones no es otro que el de obtener electricidad y calor a partir de la luz solar. Haz clic en cada instalación para conocer cómo funciona.

 

Las instalaciones solares fotovoltaica son las más comunes y las utilizadas frecuentemente en hogares y ciudades. Para realizar una instalación de esta clase solamente hay que tener en cuenta los siguientes pasos:

  • Adquirir los productos necesarios para la instalación. Básicamente se debe contar con paneles solares (los necesarios), inversor, regulador, batería estacionaria, cargador y cables eléctricos. Esto es algo que puede variar dependiendo del tipo de instalación que se desee realizar.
  • Instalar los paneles solares en una ubicación donde puedan recibir energía constantemente.
  • Conectar el inversor a los paneles solares, para que transforme la corriente continua en alterna y pueda ser almacenada o utilizada.
  • Conectar el inversor al regulador, para que el flujo de corriente hacia los aparatos o baterías sea controlado.
  • Ubicar y adaptar las baterías estacionarias según el uso que estas vayan a tener (bien sea alimentar constantemente determinados aparatos o si solamente entrarán en funcionamiento si la energía solar no es suficiente).

Esto es algo resumido, ya que hay que tener en cuenta otros aspectos al realizar una instalación solar casera. Además, es importante saber que estas instalaciones pueden llegar a ser muy costosas, sin embargo, se puede considerar una inversión a largo plazo, ya que se dependerá menos de la energía eléctrica convencional y los costos de la factura a final de mes se verán reducidos.

Por otra parte, las instalaciones termosolares son también muy comunes a nivel industrial. Se utilizan fundamentalmente para generación eléctrica y calorífica, además de ser fruto de muchas líneas de investigación.

Energías renovables y su relación con la solar

Además de la solar, existen otras alternativas interesantes que no contaminan y que dependen directa o indirectamente del Sol. A continuación puedes encontrar un resumen y ejemplos de cada una de ellas.

 

Imágenes de energía solar

Te mostramos una lista de fotos con diferentes tipos de esta energía alternativa. Haz clic en la imagen para verlas en mayor resolución.

Energía Solar – Descubre en qué consiste y cómo se puede utilizar
4.9 (98%) 30 vote[s]